sábado, 2 de junio de 2018

Nuevos paisajes

Hago tiempo para llegar a la hora y resulta que llego tarde. Era demasiado temprano cuándo leí el mensaje de Caterina:  nosotras quedamos a las 15h, la primera chica llega a las 15:30h. Preparamos el set, mido la luz y nos ponemos en marcha. Calculo que tiene mi edad, es delgada, con mirada profunda, vivida. Túmbate y quédate tranquila que nosotras vamos haciendo. Perfecto, estoy a gusto, nos dice. Empiezo a recorrer su cuerpo con mi cámara, me acerco mucho. Enfoco su cicatriz  y cuando nos hacemos amigas,  busco las posibilidades de crear un paisaje a partir de ella. La mirada atenta de Caterina me acompaña, me ayuda... cuando encuentro algo lo comparto con ella. Te pongo una tela, quieres que te tape el fondo, seguro que no sale el radiador no? hago unas sombritas? mira que yo soy especialista en sombritas... 
Sudo mucho. Hemos decidido hacer el shooting con luz natural y hace mucho calor. Pero creo que no es sólo el sol lo que hace que me empape... la responsabilidad, el respeto, el cuidado hace que aunque mi cuerpo y mi mente están tranquilas, no pueda dejar de sudar. No tengo miedo. 
Es natural, me voy revolviendo para encontrar el ángulo mientras escucho como Yolanda, alma mater del proyecto,  compara sus cicatrices con la chica que llegaba a las 16h. Hablan de reconstrucción, la tendencia actual es de reconstruir con la grasa de la propia paciente, pero eso hace que tengan aún más cicatrices... en la barriga, en el dorsal ... Mientras yo estoy en la cama con una mujer que me entrega su intimidad sin conocerme de nada y es bonito. Le enseñamos sus fotos. Te gustan? si. 
Y van pasando una a una por el set y están serenas. Y llega el momento en el que mientras que las fotos salen se cagan en el puto cáncer serenamente. Porque es una putada y punto. Mientras que hablan continúo con mi cámara recorriendo su cuerpo y creemos tener la foto. Mira, esta es preciosa... y ella la mira... y su cara de poema lo dice todo. Y ella ve su cicatriz y nosotras vemos una mujer potente y hermosa. Pero es verdad, es una putada y ya no tiene el cuerpo como lo tenía antes... Pero está viva, ya... pero después del susto, llegan los fantasmas y las secuelas y hay que aprender a capearlas. 

* Perder el pecho es muy duro para una mujer, sobre todo por la inseguridad que produce en la intimidad conyugal. Depender de una prótesis externa da seguridad al vestir, al hacer cosas tan sencillas como ir a la piscina o a la playa... * escribe una de ellas en su insta

Hice tiempo para llegar a la hora y quizá por eso me di cuenta de un cartel enorme en la estación de metro que decía : Demá pot ser tu. Quizá por eso he sudado tanto durante el shooting, porque soy consciente que a mi me puede pasar al igual que a ti. Yolanda siempre dice : Tocaros las tetas chicas! y yo añadiría... Conciencia y visibilidad. 
Para ello,  el próximo mugrocalendario saldrá el día 10 de Noviembre y se venderá en el Mugronets Market,  el mercado solidario que apadrina pezones para mujeres que después de haber tenido una mastectomia y una reconstrucción,  no tienen recursos para terminar el proceso. Estoy feliz del trabajo que hemos hecho este fin de semana. He conocido a mujeres poderosas y vikingas y hemos hecho un great team : Las Pérez y la Fuster. Mil Gracias. 

Seguir a @mugronets_market en instagram. Irán informando y visibilizando. 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario