sábado, 24 de junio de 2017

Dejando hueco ...


Saltar una pequeña hoguera con todo lo que no quiero en mi vida en forma de nota.   Quemar para dejar hueco a lo que si quiero.  Después de tres años consecutivos deseando lo mismo, este año no deseo nada, solamente dejo hueco para lo que venga. Durante un rato sentí que estaba en el mismo punto, en un bucle infinito de deseo que nunca llega. Y de golpe parecía una desgracia ... pero luego, no. Soy feliz rodeada de los míos en una velada tranquila, con petardos en la calle, manguerazos de agua fresca, vino, flores , música ... y a última hora, compartiendo la última charla,  cojo la cámara y registro los restos de una verbena más ... de un año más. 
Levantarme por la mañana con la ilusión de lavarme la cara con el agua de las hiervas de Sant Joan que me trajo Caterina. Hiervas que fue a buscar con su hijo Ramón y que encontraron entre hierbajos secos. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario