miércoles, 8 de marzo de 2017

ocho de dieciocho


La calle vacía. 
Subo la cuesta de casa reventada.  
Pienso en ti que esperas a golpe de selfie que te resuelvan la vida y no siento nada. 
El entusiasmo agota. Y yo últimamente estoy muy agotada.   
Me desconecto y paso de pantalla. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario