domingo, 12 de marzo de 2017

doce de dieciocho

Hoy me gustaría escribir de algo pero no se de qué. Por una parte me da pena romper la cuenta atrás y por otro, estoy tan agotada que me quedo pillada delante del ordenador. Nadie espera que escriba  pero yo me he comprometido a ello y no puedo no hacerlo. Mis compromisos a veces me llevan por el camino de la amargura ( léase con guasa ) . Da vértigo saber que estáis ahí. Escribir desde la barriga tiene un riesgo,  la gente sabe como estas. Esta cuenta atrás no deja de ser una liberación hacia los cuarenta y el valor de escribirla no es para el presente, sino para el futuro. Para dejar constancia de lo que me pasa y documentar mis vivencias. Sin más. Empieza la semana de mi cumpleaños y estoy bien. Tengo ganas de cerrar alguna puerta para siempre y de continuar abriendo ventanas para que el final del invierno me despeine


No hay comentarios:

Publicar un comentario