martes, 30 de agosto de 2016

Inconexiones






Somos de costumbres y pase lo que pase acabamos el verano en el Port. Este año pensé en  recogerlo de otra manera. Me aburre mi mirada sobre los mismos lugares. 
Renovarse o morir,  me dicen. Estoy en pleno salto de fe y no encontrar los límites hace que los necesite para buscar un sentido. Volver al mismo sitio ancla mi estar en una realidad del aquí y ahora. Sin presente y sin futuro estoy serena. 
Descanso en el horizonte escuchando el romper en las rocas y depuro las penas mediante la luz. Levanto la cámara para recogerla. Me reconforta. 
Que tus pasos te lleven hacia donde quieras ir, me dicen. Y resuena en mi tan fuerte que me tapo los oídos para no escucharlo. Tener paciencia y no dejarse llevar por la inercia es de valientes. No tengo miedo. No tengo prisa. No estoy parada. Estoy. 
Respiro las heridas de las paredes, la luz del atardecer, los destellos en el agua, el perfil de las montañas y me dispongo a volver a empezar ante un abismo. 

2 comentarios:

  1. No sé si me gustan más tus fotografías o las frases con las que las acompañan. Me voy a guardar tu entrada para releerla. Cada vez que entro a tu blog me regalas algo, y esta vez mucho ♥

    ResponderEliminar
  2. Cómo te pasas colgando gratis todas estas fotos...
    Marcos

    ResponderEliminar