martes, 10 de mayo de 2016

Laura

Llevaba varios días con un nudo en el estómago y las manos heladas. A ello, se le sumó un hormigueo que empezaba en la mandíbula y acababa en la punta de la nariz. Tenía la sensación que su piel era como el corcho.

Últimamente se quedaba clavada, con la rabia acumulada en la barriga y la sensación de reventar por dentro. Llevaba demasiados días apretando y se sorprendía de nuevo, mirando al infinito y con el teléfono en la mano.

Solo de recordar la escena, le venían ganas de vomitar. Le veía una y otra vez ... comiendo como un cerdo, chupándose los dedos, hablando tan alto como si se hubiera tragado un megáfono y riendo las gracias de su peor enemigo.  Se llagó la lengua por mordérsela y no soltar un improperio delante de la  gente. Se limitó a observarle desde fuera del bar y en silencio, continuó su camino.

Cuándo llegó a casa tomó una ducha bien caliente. Después, abrió una botella de vino y se sirvió una copa, cogió el móvil y empezó a marcar. Llamó tres veces y a tres personas. Dos no contestaron, la tercera le colgó diciendo que no era el momento para hablar. Y allí se encontraba , recién duchada, con la toalla en la cabeza, sin saber que hacer ni que decisión tomar,  mirando al infinito y con el teléfono en la mano.

El rugir de sus tripas le sacó de sus pensamientos. Se dirigió a la nevera y cogió una lata de mejillones. El tic-tac hizo que pusiera su atención en el reloj de la cocina. Una frase de Mr. Wonderful se encontraba escrita en su interior: Relájate y tómate tu tiempo. Respiró profundamente y negó con la cabeza. Había expuesto su corazón durante casi un año, y el dolor que tenía en el pecho, le pesaba como una losa. Su necesidad de hacer daño empezaba a ser insoportable.


- Ya no puedo más... - se dijo Laura mientras que lentamente ,iba engullendo los mejillones uno a uno.

3 comentarios:

  1. Anita, preciosa, todo lo haces tant reuqetebonito!!! Quiero mas, me ha enganchao.

    ResponderEliminar
  2. Anita, preciosa, todo lo haces tant reuqetebonito!!! Quiero mas, me ha enganchao.

    ResponderEliminar