domingo, 29 de mayo de 2016

A la fresca



Hoy, al despertar, el cielo estaba en color fin del mundo. En prevención, he guardado los cojines de un chill out que tenemos en la  terraza. Es una jodienda andar con los cojines de un lado para el otro. Me prometí a mi misma que los dejaría fuera pasara lo que pasara ... pero... me da pena que se mojen. 

No sólo no ha llovido durante la mañana, sino que he podido pasar toda la tarde escribiendo en la terraza, no sin antes, sacar otra vez los cojines al exterior.  Estoy haciendo un curso de Narrativa en el Ateneu y os voy a confesar que me está gustando mucho. Escribir ficción, mola. Inventar historias se está convirtiendo, durante este último trimestre, en un bálsamo para mí. 

Escribir a partir de mi realidad cada día me apetece menos ... Lo que antes fluía sin medir palabras, ahora no. Acumulo frases de Victor Hugo, de Freud, de Ángel Gonzalez, de Victor Kuppers y de Jung. Las apunto en la pizarra para tenerlas presentes. Lo primero que veo al despertar es una banderola que dice: Stay Focused. 

Me agota el postureo, o lo que es lo mismo, lo que hemos llamado toda la vida: falsedad.  Aún así , todo el mundo tiene derecho a cambiar de opinión. Y... todo el mundo tiene derecho a pedir una tregua o incluso a rendirse.  Sin ir más lejos, esta noche mientras que estaba distraída en el salón, la lluvia ha descargado a las once de la noche. Después de tanto prevenir, los cojines se han mojado, aunque he salido corriendo a recogerlos. Me prometí a mi misma que los dejaría fuera pasara lo que pasara ... pero ... no podía dejarlos ahí empapándose sin ton ni son


No hay comentarios:

Publicar un comentario