lunes, 12 de octubre de 2015

Anita cocinitas. Canelones

Adoraba los canelones de mi madre. No los hacía muy a menudo ... por eso, el día que me sorprendía con el manjar , era motivo de fiesta. Cuando llegué a Barcelona y probé los "canelones catalanes", sin afán de herir sensibilidades, me llevé una gran decepción ... es increíble como, por el paladar, podía abordarme tanta nostalgia. Me encontraba ante carne asada, dentro de la pasta, a modo de hebras, y sin resto de tomate. Nada que ver con el recuerdo de mi comida favorita de la infancia. 
Ayer llamé a mi hermano, heredero de la cocina de mi madre y cocinero de esos que la clavan haga lo que haga ...y me fue desgranando, paso a paso, cada detalle de como elaborarlos. 
Está bien, un día cualquiera, hacer algo que nunca harías, poner un mensaje a alguien con el que tienes que solucionar cosas, cambiar de recorrido para ir al mismo sitio de siempre, escuchar una canción que hace tiempo que no escuchas, combinar colores que piensas que no combinan, guardar un secreto que quisieras gritar a voces y después de quince años de promesas, hacer "los canelones de la mama". Hoy ha sido un día especial, y como este blog tiene la única pretensión de hacer memoria y de que las cosas importantes no se pierdan, aquí está la receta: 

INGREDIENTES

Pasta de canelones
1kg de carne picada de Ternera
1 cebolla
Tomate frito ecológico 
Vino blanco o coñac
Sal
Pimienta
Leche
Mantequilla
Harina





Para el relleno 
Pochar en una sartén, a fuego lento, la cebolla cortada muy pequeñita. Una vez que esta doradita, añadir la carne salpimentada y mantenerla en la sartén a fuego medio y moviendo continuamente, buscando que la carne quede bien desmenuzada. Añadir tomate frito, yo he utilizado uno ecológico artesano, de esta forma, evitas el freírlo en casa. Volver a salpimentar al gusto y para rematarlo, añadir un chorrito de vino blanco o de coñac. 

Cocer la pasta
Cocer tres litros de agua ( para 20 láminas) en una olla grande con un poco de aceite y sal. Cuando empieza a cocer con chispa, ir echando de uno en uno los canelones y removiendo suavemente con una cuchara de madera. Dejarlos durante diez minutos. 
Pasado el tiempo, escurrirlos y pasarlos por agua fría. 

Bechamel
Calentar 500 ml de leche entera. No llevarla a cocción, una vez caliente reservarla. 
Deshacer 50 gr de mantequilla, una vez desecha añadir una cucharada grande de harina. Remover, hasta que veas que coge un color doradito ... añadir la leche, poco a poco, sin parar de remover ... salpimentar al gusto. ( La bechamel mejor hacerla en pareja, mientras que uno echa leche, el otro remueve, el truco para que no salgan grumos es no parar de remover!!!!) 

Elaboración 
Una vez la pasta está fría, extender unos trapos limpios en la encimera de la cocina, e ir poniendo de una en una las láminas sobre los trapos. Rellenar los canelones y cerrarlos. 
En una bandeja de pirex, estender una capa de tomate frito, y sobre ella ir poniendo los canelones uno a uno con la obertura de la pasta hacia abajo. 
Cuándo ya están todos los canelones rellenos en la bandeja ... volver a poner sobre la pasta una capa de tomate y finalmente echar la bechamel, con cuidado, para que no se mezclar con el tomate. El toque final : rallar queso parmesano. 
Pre-calentar la parte de arriba del horno y meter los canelones para gratinar unos 10 minutos y ... voilà! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario