domingo, 7 de junio de 2015

Diario de una mudanza. De luz y madera




Llegar al momento justo de la caída del sol, justo cuando los rayitos de la última hora de la tarde inciden sobre las máquinas y se crean destellos que parecen mágicos. Entrar en la casa y oler a madera natural, de esa que tiene un tacto suave al caminar descalza. Un olor que me transporta a mi infancia, un ruido de máquinas que me lleva al recuerdo de mi padre. 
La banda sonora de hoy ... esta

No hay comentarios:

Publicar un comentario