domingo, 22 de marzo de 2015

Pequeño gran día
















Me despertó con unas velas del número 38 y con estas palabras:  Feliz cumpleaños, comienza tu pequeño gran día. Mi móvil se llenó de mensajes de pequeñas cosas conmigo, momentos preciosos vividos, recuerdos de tiempos pasados ... todos ellos enviados por amigos que hicieron que el día de mi cumpleaños se convirtiera en un día muy especial. Cada mensaje unido por un mismo hilo conductor, esas pequeñas cosas que habían compartido conmigo y que mantenían en su recuerdo. El artífice de esta historia : Mi gran amor. 
Y el día se convirtió , tal y como él vaticinó, en un día lleno de Aquellas Pequeñas Cosas ...  entre ellas, esta preciosidad que me regalaron mis amigas de Lío. Me gusta celebrar los cumpleaños, es una señal de que , aunque me voy haciendo vieja, sigo viva y eso hay que celebrarlo. Las pequeñas cosas , son las que dan sentido a nuestra existencia. Una mirada, un gesto, un susurro ... un viaje en las Golondrinas en miércoles, un paseo en moto, un cortado en el Born, un vestido nuevo, una comida de tapas, un brindis con mis alumnas ... y soplar las velas de un mini pastel, acompañada de Andreu y de todos vosotros, ha sido una de las cosas más emocionantes que me han pasado en estos últimos años. 
Los que me conocen de cerca, saben que mi vida ha estado llena de pérdidas y de emociones fuertes, pero pienso, que aún así, soy afortunada porque mi día a día es digno de vivir. 

3 comentarios:

  1. Me encanta tu pequeño gran día! Y me encanta que lo hayas disfrutado! Un besote!

    ResponderEliminar
  2. ¡Un día precioso, Ana! Y qué haríamos sin esas pequeñas cosas, que nos acompañan discretas y nos ayudan a seguir adelante!
    ¡Felicidades!

    ResponderEliminar