sábado, 7 de febrero de 2015

Un nuevo reto








Hace exactamente una semana que estoy embarcada en una nueva aventura. Un año más llega Febrero, y con él, Febrero Loco. Si el año pasado logré acabar un proyecto fotográfico en el cuál me basé en mis recuerdos para realizarlo, este año ... poco a poco, ha salido una idea para llevar a cabo este mes de una fotografía diaria.

Empecé mi aventura sin una idea clara ... pero día a día le he ido dando forma. Creo que la primera fuente de inspiración fue una publicación de Leire en la que escribía así sobre los autorretratos: 


Los autorretratos permiten ver hombres y mujeres enfrentados a su propia imagen (real, forzada, aparentada o soñada), sin ningún intermediario. Solo la personal percepción de un momento o estado de ánimo. 
Basándome en mi propia experiencia, creo que los selfies son principalmente un registro de emociones. 

Cuando echo la vista atrás en el tiempo reconozco exactamente cómo me sentía y en qué estaba pensando en cada una de las fotos tomadas de mi misma. Reconozco una evolución, sea cual sea. Funcionan para mí como un diario íntimo.



Al leer sus palabras,  la idea de un autorretrato en mí,  cogió una dimensión diferente. Esto, junto a un pasado post en el que Rilke se refiere a la Persona femenina, hizo que mi proyecto se convirtiera en lo que está siendo. 
Después de muchas vueltas , creo que ya puedo poner palabras a mis fotos de este nuevo desafío. 

Os presento el proyecto Persona Femenina, un homenaje que me estoy haciendo durante estos días, y con ello,  un homenaje a todas las mujeres y en especial , a mi madre,  a la que le debo en gran medida, lo que soy ... porque ...

Un día existirá  la muchacha y la mujer cuyo nombre no signifique meramente una oposición a lo masculino, sino algo por sí, algo que no se piense como un completamiento y un límite, sino sólo una vida y existencia.

Rilke

Un universo femenino en el que, ir a cazar almendros, con tu compañero de vida, se convierta en una gran aventura y un despertar cualquiera en una nueva oportunidad. En el que un martes, puedas sentir la calma de un Mediterráneo bajo la lluvia. En el que, la niña que llevas dentro, pueda volar sobre un columpio durante una hora y la dualidad de lo que si y lo que no, se pueda ver reflejada en un espejo. Un universo femenino en el que la serenidad te deje hacer inmersión en Simone Weil. 

Os invito a seguirme en este viaje, en el que aprender de fotografía, de encuadres, de luz, de enfoques y de disparadores automáticos es el objetivo, pero el trasfondo sea un homenaje a todas nosotras, a todas nuestras facetas, a nuestras debilidades, a nuestros fortalezas, a nuestros anhelos, miedos, inseguridades, luchas ... en definitiva a la Persona Femenina y su feminidad y en conclusión, a mi madre que el día 10 de Febrero cumpliría años y de la que estoy tremendamente orgullosa y siempre llevaré en mi corazón. 



2 comentarios:

  1. guapa! a mi este comentario de Leire también me toco un montón....! enhorabuena por el nuevo proyecto, pinta genial, y sobretodo como te lo tomas, como una oportunidad para explorar :) adelante, prima!

    ResponderEliminar