lunes, 22 de diciembre de 2014

Es una suerte ...


Todavía quedan algunas supervivientes. Suerte que desde hace unos años, me doy cuenta de como desaparecen las hojas. 
Suerte que a partir de hoy, más oscuro, no puede ser. 
Suerte que vamos hacia los días largos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario