lunes, 15 de diciembre de 2014

Domingo a la mañana ...









Es delicadeza pura y detallista al máximo. Va girando alrededor del stand colocando cada pieza y a su vez, invita a la gente a revolver los bolsos para que descubran cada uno de sus detalles. La gente se acerca a ella y le dan la enhorabuena por su trabajo, le dicen ruborizadas que siguen su blog ... ella de forma campechana y humilde sonríe, da las gracias. 
Hoy he ayudado a Caterina en el Festivalet. Cada vez que vendíamos algo me ponía muy contenta ... no puedo imaginar la ilusión que debe de sentir ella cada vez que alguien decide,  entre tanta cosa bonita, comprar una de sus piezas. Durante la mañana se han ido sucediendo historias para recordar: la chica que compra el bolsito de tela mallorquina para su madre, el marido que viene a por una cinta para la cámara de su mujer, la suegra que compra una mochila a su nuera para darle una sorpresa ... historias anónimas que hacen que, Caterina Pérez, sea cada vez más grande. 
Si en un escenario alguien brilla cuando parte de la verdad, Les Bags, han brillado en el festival de productos hechos a mano más molón de Barcelona, porque parten de una verdad , la sencillez, y una apuesta : la confianza de que otra manera de producir, crear y consumir es posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario