viernes, 5 de diciembre de 2014

Así eres ...


Ilusa de mí , pensé que quizá desaparecerías ... pero algo así, no desaparece. Sigues dentro de mí, en lo más profundo de mi entraña y apareces cuando menos me lo espero. Una reunión de amigos, con una manada de pequeños alrededor, es suficiente para que aflores de nuevo. Un comentario bajito de saber que una pequeñaja comienza a decir sus primeras palabras, es suficiente para que , mi oído, se afine y pueda escuchar esas palabras escondidas con plena claridad. Una barriga de una desconocida sigue haciendo que mi mirada se clave en su forma de mujer desmesurada ...  y yo, me alegro de la vida que se crea a mi alrededor ... pero a veces, tu presencia hace que mi sonrisa melancólica de esos días pasados, se convierta en un abrazo con Andreu entendiéndonos sin mediar palabra. 
Así eres, apareces cuando menos me lo espero y aunque me hago la despistada intuyo tu pálpito dentro y me sigo estremeciendo al recordar el día que te instalaste en mi. No me dueles, me acompañas y apareces. Te siento serena pero también eterna. Así eres...

Así es la pena que me acompaña, y mientras intentamos entendernos, me recuerdas de donde vengo ... y finalmente, hay veces que lo conseguimos. Gracias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario