sábado, 2 de agosto de 2014

El tesoro de los recuerdos











... sálvese de los temas generales y vuélvase a los que le ofrece su propia vida cotidiana: describa sus melancolías y deseos, los pensamientos fugaces y la fe en alguna belleza; descríbalo todo con sinceridad interior, tranquila, humilde, y use, para expresarlo, las cosas de su ambiente, las miágenes de sus sueños y los objetos de su recuerdo.  Si su vida cotidiana le parece pobre , no se queje de ella; quéjese de usted mismo, dígase que no es bastante poeta como para conjurar sus riquezas: pues para los creadores no hay pobreza ni lugar pobre e indiferente. Y aunque estuviera usted en una cárcel cuyas paredes no dejaran llegar a sus sentidos ninguno de los rumores del mundo, ¿ no seguiría teniendo siempre su infancia, esa riqueza preciosa, regia, el tesoro de los recuerdos? Vuelva ahí su atención.

Rainer Maria Rilke
Cartas a un joven poeta

***
El pasado 28 de Julio, disfruté junto a mi hermano de su cumpleaños. Hacía demasiados años que no le veía soplar las velas. Casi medio siglo no se cumplen todos los días. Me empapé de un mundo de fotografías antiguas y poco a poco, como si escuchara cada página del álbum, fui completándolo. Nos hacemos mayores y cada vez hay más necesidad de compartir ese tiempo efímero que se nos escapa. Aún la distancia física, Madrid- Barcelona,  le siento más cerca que nunca y eso me hace feliz. 

Las fotos son un regalo de mi amiga Ana. Gracias bonita! 

1 comentario:

  1. yo tambien tengo hermano mayor y tambien en la distancia, pero igual que tu, siento que es uno de los mejores y mayores regalos de vida

    ResponderEliminar