domingo, 30 de marzo de 2014

Diario de Primavera I


Comer en la azotea, recibir un desayuno sorpresa, desayunar con calma ... hacer unos calabacines rellenos de verduras, en vez de unas aburridas judías verdes cocidas y disfrutar de unos guisantes de temporada. Ver como las flores en las ventanas quieren liberarse de sus rejas. Disfrutar de una mañana de Domingo leyendo en la playa, sentir el tacto de la arena en los pies por primera vez ... la luz de la Primavera que entra por la ventana y el olor a suavizante de las camisas ligeras de flores. Esto está siendo, por ahora, mi  Diario de primavera ... mientras que escucho el viento como azota mi ventana, la lluvia no deja de caer y parece que el frío no quiere marchar. Pero, da igual el frío, la lluvia y el viento, los días son más largos ... 

Más aquí 

No hay comentarios:

Publicar un comentario