lunes, 20 de enero de 2014

Oda marítima







La lluvia dio tregua. 
Un domingo lluvioso
 pasó a ser una mañana soleada.
Hay que aprovechar bien el tiempo,
nunca se sabe lo que puede pasar.
Es cuestión de confiar
y si confías, las cosas van solas. 
Al menos, eso parece. 

5 comentarios: