viernes, 12 de julio de 2013

My neighbor sky ( stone and water )

Ultimamente me cuesta ir a ver danza. Después de muchos años devorando danza y teatro, ahora me cuesta. En cambio, hoy no ha sido así. Llevaba con la fecha anotada desde que salió la programación del GREC. Ya me hubiera gustado ir a verles a Celrà, pero me fue imposible. Hoy estaba contenta e ilusionada ... la lluvia ha hecho que dudara ... he llegado a pensar que si llovía seguro que no suspendían y sería aún más especial y poético. Un mensaje de Caterina diciendo que a las 20:30h no iba a llover ha sido el detonante final para salir de casa. Hoy he ido a ver danza, pero danza de esa que no sueles ver ... danza de esa que emociona y que te deja viajar lejos. Danza hecha por dos maestros que enamoran: Andrés y Oguri










Cada uno en su soledad. Uno lejos del otro. El público cuál público de un partido de tenis. Andrés con el volumen bajado dejando que su invitado entrara en escena, despacito y sin prisa ... dejando que los que no lo conocíamos nos hiciéramos con su manera de hacer ... reflejos en el agua que nos mostraban una realidad distorsionada. Paradas en la calle y silencio de la gente que les mira... Ni siquiera el encendido de las fuentes ha hecho que la mirada se distrajera ni un momento. Y los dos juntos un empaste perfecto. Sonrisas guardadas entre los dientes a modo de piedra, papel y tijera. Uno parte del otro ... dos que son uno ... Andrés muy feliz, disfrutando, bailando libre y muy grande. 
Yo feliz y emocionada. Observando de cerca desde mi objetivo. Cerca de Andreu con miradas cómplices debido a la distancia. Sintiendo que no estaba sola e imaginándome un futuro bailando libre ... sin corsés ... sin cosas complicadas ... bailando como a mi cada vez me gusta más y reencontrándome con mi alma gemela.  

Más imágenes aquí 

1 comentario:

  1. una joia que ningú es pot perdre. Dues ànimes que es troben i que ens emocionen. Només veient les fotos ja puc reviure tot el que vaig sentir. Felicitats!

    ResponderEliminar