domingo, 26 de mayo de 2013

Sesenta primaveras









No se cumplen sesenta primaveras todos los días. Alguien que a su sesenta cumpleaños se pinta el pelo de azul es alguien que mantiene su niño interior vivo, que está de vuelta de muchas cosas y que está feliz. Así se presentó Montse ayer, mi suegra, a la que me gusta llamar suegri... en la celebración de su cumpleaños ante la sorpresa de todos nosotros. Emocionada y con el pelo de color azul eléctrico disfrutó su día de lo lindo, como si los sesenta fueran veinte. 


1 comentario:

  1. Que bona!!! m'ha encantat l'àlbum, energia pura, alegria pura! el blau és elèctric rabiós, jajajajaja!
    :)
    Petons, bonica!

    ResponderEliminar