domingo, 10 de febrero de 2013

Una parada en el camino





Allí donde se junta el cielo con el mar estás tú.
Ahí donde se une el hilo con la tela , tú te encuentras.
Mis manos me recuerdan a ti.
Mis arrugas empiezan a parecerse a las tuyas. 
Mis ojos de tu color. 
Mi voz, tu sonido.
Paro para recordarte, el paso del tiempo apremia. 
Como un propósito, en el horizonte ...
Horizonte entre el cielo y la tierra, entre el cielo y el mar,
en un espacio que no existe
donde solo hay recuerdo.
Pero tu huella guía mi paso, 
y camino con paso  vacilante, pero camino.
Camino con la fuerza de tu legado, 
con tu presencia en mi espalda,
sabiendo que estás cerca ...
sabiendo que estás ahí.

3 comentarios: