viernes, 8 de febrero de 2013

Las vidas, las personas, las fotos



A veces hay post que se quedan en la recámara de Blogger hasta que siento la necesidad de que vean la luz. Es el caso de este. Todo empezó cuando recibí la invitación de Dolores para hacer un taller con Gloria. Un taller en el que tenía que utilizar fotos personales y familiares. Tenía que buscar de veinte a treinta fotos significativas , una foto mía actual y diez fotos de "algo" que deseara intensamente. 
La búsqueda de las fotos significativas ya empezó a ser un punto de partida de autoconocimiento, de entre la multitud de fotos que tengo tenía que buscar las que quería que estuvieran conmigo en el taller. Parecen muchas fotos, pero no son tantas ... son veinte o treinta momentos captados de toda una vida y necesité más de dos días para decidir cuáles eran los elegidos. Más claro tuve la foto mía ... una foto que me tiró Andreu y más complicado aún cuando tuve que elegir las fotos de mis deseos intensos ... la Corredor siempre me dice : cuidado con lo que desees, a ver si se va a cumplir!!!! ... así que tenía que meditarlo.
Con una carpeta llena de mi vida en imágenes me planté una mañana de sábado en el loft de Dolores en Sant Cugat. Allí me encontré con un reducido grupo de  mujeres de todos los ámbitos y todas las edades ... mujeres que a primera vista no tenían nada que ver conmigo salvo el echo de ser mujeres y artistas. Cada una de ellas con su carpeta de vida debajo del brazo sonrientes y expectantes. Todo lo que pasaría durante unas horas se quedaría entre esas cuatro paredes, pero seguramente nos daría alas a nuestra vida y mediante esas fotografías se clarificarían cosas de nuestro presente, viniendo del pasado y yendo hacia el futuro.
El primer ejercicio con el que abrimos la sesión y calentamos motores fue el de explicar el porqué habíamos elegido en concreto la fotografía nuestra. Fue todo un descubrimiento el pararme a analizar las causas de mi elección ... curiosamente, la fotografía al ser analizada mostraba tal y como me sentía últimamente. Después de una ronda en la que todas dimos el porqué, guiadas por Gloria fuimos llenando la mesa de vidas. 


Todas las fotografías se encontraban colocadas ordenadamente tal y como sentíamos que tenían que estar. De golpe, toda mi vida se me presentaba de forma sintética delante de mis narices.  Desde mis alturas la observaba con distancia y la nostalgia, la tristeza y la alegría al mismo tiempo hacían un cocktail interno difícil de explicar. Hasta ahí todo bien ... el problema vino cuándo Gloria nos dijo que poco a poco íbamos a ir reduciendo el volumen de las imágenes hasta quedarnos con seis. Imaginaros el dilema ... solo podía quedarme con seis!!!!!.  Empecé, como si fuera un cirujano, a ir sesgando partes de mi vida y renunciando a ellas, acumulando significados varios en una sola imagen hasta que quedara reducida la marea de fotos en una línea de seis. Pero ... ahí no acababa la cosa, ahora tenía que ordenar las seis fotos por orden de prioridad, de derecha a la izquierda. De golpe, me encontré ante una línea de vida en la que todo cobraba sentido y clarificaba muchas de las cosas a las que últimamente le daba vueltas.



Con todas las fotos del taller he decidido hacer un "scrapbook"( al parecer ahora se llaman de esta manera) , llevo haciéndolos desde que era pequeña y yo sin saberlo, la diferencia es que esta vez no pienso que el álbum quede bonito, sino que dejo que los papeles, las fotos, las tiras de celo y los colores vayan fluyendo tal y como siento que debe ser... y en ello estoy ... poco a poco voy llenando las hojas del cuaderno rosa de " la vie en rose"








Deciros también, que después del taller con Gloria durante una semana estuve inmersa en su libro " Encuentros" . Un libro escrito de forma honesta y generosa... un libro que tengo subrayado en color rojo para volver a él de vez en cuándo y empaparme de sus sabias palabras que me sirven como referentes a mi dedicación a la danza, a la fotografía, a la escritura, ... en definitiva a todos esos lugares donde estoy bien. 


"Propongo utilizar el dibujo y el color para la expresión personal porque fueron muy valiosos aliados en los momentos difíciles en los que no lograba comunicarme mediante las palabras con el mundo que me rodeaba, ni resolver mis propios conflictos, y porque descubrí, a través de mi propia experiencia, que el dibujo y los colores no solo otorgan placer sino que también contribuyen al bienestar personal"

Gloria Rovere, Encuentros, 2011

***

Dolores gracias por la invitación , tenemos algo pendiente ... quiero que me enseñes a volverme loca con el color!!!... Gloria, gracias por el taller y por todo el trabajo que haces en tu laboratorio ...   
Y a las dos, nos vemos en breve! Próxima estación : Amor de tota mena!!! 

1 comentario:

  1. Que lindo post Ana! Me ha encantado!
    Estos talleres abren y cierran heridas, y las fotos tiene ese poder. Ahora, en mis momentos actuales, seria totalmente incapaz de hacer esa elección de fotos, mi yo está muy enredado.
    Gracias por compartirlo! Feliz fin de semana, guapa!

    ResponderEliminar