miércoles, 27 de febrero de 2013

Cerrando círculos









L o q u e p a r e c e q u e e s y l o q u e e n r e a l i d a d e s. A simple vista son fachadas. Podría decir, fachadas sucias, viejas, roídas, descuidadas ... y si, son así ... pero a mi me gusta imaginar lo que no se ve, lo que no parece ... me gusta imaginar esas vidas vividas dentro de esas fachadas. Me gusta imaginar a una mujer saliendo al balcón, con el pelo muy largo y un camisón blanco. Sale buscando la brisa escasa del verano, mientras que su amor, duerme profundamente bajo una delicada sábana. Ella de vez en cuando mira a su amado y vela por sus sueños ... Me gusta imaginar unos tiempos pasados en los que todo era jolgorio y alegría ... desayunos con chocolate caliente en los que los pequeños de la casa , medio dormidos y despeinados por la luz de la mañana, en silencio y mecánicamente, mojan las galletas dentro de la taza.
Me gusta imaginar que el tiempo va pasando y que la vida va siendo vivida hasta que llega un momento en el que, en la misma casa hay un abuelo leyendo a media tarde junto a la cristalera, mientras que su compañera, la que un día veló por sus sueños, ahora hace rosquillas en la mesa del cuarto de estar. 
Me gusta imaginar que esos pequeños, que apenas atinaban a mojar las galletas cada mañana, ahora han pasado a ser unos hombretones y suelen venir a ver a sus padres cada semana ...  y que a su vez, ahora son ellos los que tienen en su casa el jolgorio y la alegría y hacen chocolate caliente para sus pequeños. 

Portugal es lo que tiene, Ponte de Sor ha sido la última parada ... si hay algo del país vecino que me apasiona es el sabor a rancio de sus calles, la impresión de ciudad vivida , las miradas de sus viejos, el tener la sensación de estar en otra época, esas fachadas en las que el encanto reside en su decadencia  y en contraposición : unas instalaciones para la cultura impresionantemente cuidadas ...  donde el arte convive con el pueblo de forma natural y donde el artista parece ser uno más esperando cerrar su círculo, como todo el mundo:  dignamente y sin pasar penurias.

2 comentarios:

  1. Precioso, Ana. No he estado nunca en Portugal pero todas las fotos que veo me dan esa sensació que tu dices. Me gustaria recorrerla un día de cabo a rabo. Bién, creo que necesitaré algo más de tiempo!
    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta ese tipo de paisaje muerto.
    Marcos

    ResponderEliminar