lunes, 4 de febrero de 2013

A veces, todavía ... siempre

A veces pienso que si todavía estuvieras aquí sufrirías por la realidad que nos envuelve. A veces pienso que llegó un momento en el que el miedo a vivir fue lo que hizo que te fueras. Te imagino en tu pisito viendo las noticias y preocupándote por este futuro incierto que nos espera. Otras veces me vienes a la cabeza cuando hago una tortilla de patata, siempre me decías que las patatas tenían que estar cortadas bien finitas y sin deshacer como si fueran láminas y que al tenedor le tenía que le costar el partirla. El otro día hice pescado de enfermo con laurel ... un manjar para los sentidos ... y recordé un día en Albatera que me lo hiciste porque no me encontraba bien. Me encantaría saber hacer la paella tal y como tu la hacías ... pero no puedo recordarlo. Hace unos días me preguntaron a que hora nací ... pero no tengo ni idea y ya no tengo manera de saberlo, seguro que tu lo sabrías. Hay veces en las que echo de menos que me hagas una llamada de las tuyas en horas inoportunas diciéndome apenas nada, solo queriendo escuchar mi voz y saber como me encuentro.  Hoy cumplirías 76 años. Me gusta imaginarte tranquilo, sereno, sonriendo ... y es así como te imagino. Y es así como siento que estás. Que me miras desde la distancia y sonríes cada vez que te echo de menos ... 



No hay comentarios:

Publicar un comentario