lunes, 15 de octubre de 2012

De como el fin de semana nos comió a las Anas







 Aquí más miradas.
***

Los que me conocen saben que suelo perderme en la Bartra. A veces sola, a veces acompañada de la Corredor y a veces rodeada de mis alumnos. Ir a la Bartra siempre suele ser productivo, un retiro en el que se aprovecha el tiempo, te empapas de naturaleza, te sumerges en una burbuja, te emborrachas de vida y después del fin de semana vuelves recargado de energía a casa. 
Esta Bartra no ha sido así. Nunca había estado tanto tiempo alrededor de la mesa de la casa. Nunca había hecho unas sobremesas tan largas, ni la infusión de la noche se me había enfriado, ni había empezado mi día en la montaña a las diez de la mañana. Este fin de semana junto con Ana, hemos dejado que las cosas fluyeran y que la cabeza no decidiera ... hemos dejado que las cosas fueran pasando ... y todo ello alrededor de la mesa de la Bartra.
Por cierto ... ¿Alguna vez has oído hablar de la electrosensibilidad? 

2 comentarios:

  1. Carai, amb un lloc com aquest jo també em sentiria com tu, i més amb bona companyia.
    Felicitats per haver pogut gaudir d'aquest cap de setmana.
    Les fotos xulíssimes!

    ResponderEliminar
  2. Nos tienes que contar... estoy impaciente.
    Como siempre,... precioso! y me alegro que tu finde haya sido estupendo!!

    ResponderEliminar