domingo, 7 de octubre de 2012

Cambiando el paisaje







Dentro de muy poco hará un año que empecé a escribir en el blog ... me doy cuenta que la vida no es una línea recta, como a veces nos imaginamos, si no que está compuesta por círculos. Estoy a punto de cerrar el círculo del primer año ... Las cosas se repiten, un año más cambio de armario y entrada del otoño a casa. Me doy cuenta que el cambio de armario no es en si un cambio de ropa, me doy cuenta que es un reubicar las cosas en casa, llenar huecos, desprenderme de lo que no utilizo, valorar lo que tengo ... es como una puesta apunto para enfrentarme al frío invierno, es como un volver a comenzar que se ha convertido en un ritual. Me doy cuenta que para mí, los propósitos no empiezan en Enero sino que comienzan en Octubre ... me doy cuenta que para mi es en Octubre donde comienza mi año. Me doy cuenta que de alguna manera hago un reset después del verano y es como un empezar de cero.
Me gusta. Me gusta darme cuenta que leyendo el post del año pasado, he hecho las mismas cosas ... la música , una tarde por delante, mi incienso ... y este año un nuevo descubrimiento ... la radio
Me he pasado la tarde noche dándole la vuelta a la casa con la alegría serena de comenzar de nuevo y fotografíando para compartir mi mirada con todos vosotros. Y a media tarde ... es lo que tiene escribir en el blog, recuerdo que el año pasado hice una tirada rápida a los Angelitos ( todavía no os he explicado lo que es y dije que quizá lo explicaría) y resulta que me sale esta carta, una carta en la que me reconozco. 


Impecabilidad confundida ... ya que con quien tengo que ser realmente impecable es conmigo misma . Al parecer tengo que aprender a no hacer las cosas por obligación, por hábito o por comodidad tal como los demás me lo exigen, esperan o desean. Al parecer tengo que aprender a hacer, decir y actuar de acuerdo con lo que realmente quiero hacer, decir y actuar. Estoy en ello ... ahora tengo que aprender a decir NO sin enfadarme, sin ponerme de mal humor, sin sufrir por los otros y sobre todo ... sin sentirme culpable. 
Esto de los angelitos ... la verdad, es que es la hostia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario