miércoles, 9 de mayo de 2012

Historia de una fresa


Hace unos meses, un viernes de estos que suelo desayunar con el periódico cerca de la calle Tallers, pase por La Central. Me gusta perderme por sus pasillos y pasar ratos de libro en libro esperando a que alguno me llame la atención ... Cuando estaba a punto de marcharme, un libro de color azul celeste ( me encanta el azul celeste) me llamaba desde su estantería. Me acerqué y su título también me estaba gritando ... "La apariencia de las cosas". Loqueparecequees y loqueenrealidades ... no deja de  ser la apariencia de las cosas. Hice una relación título y blog y evité que el pobre se desgañitara llevándole conmigo. 
Antología poética de Henri Cole. "La Apariencia de las cosas". Ya en el metro no pude evitar el abrir sus pastas y leer su prólogo. El prólogo me habla de que "su poesía logra reproducir la belleza de un instante en el recuerdo... "Yo no conocía para nada al poeta, me había dejado llevar por los gritos del libro y no sabía lo que me iba a encontrar. Henri Cole.  Al parecer el poeta nació en Japón pero se trasladó con su familia a Virginia. Sigo leyendo acerca de su vida y de su trayectoria y me quedo de pasta de boniato cuando veo que uno de sus referentes más inspiradores es Wislawa Szymborska, la poetisa polaca que me cautivó con sus poemas sencillos y cotidianos y que a su vez nos inspiró a hacer el espectáculo de Una del Montón. Aquí, vuelvo a pensar en los angelitos y me digo : no me extraña que el libro me estuviera llamando a gritos, aquí "habemus chicha..." Y ... ¿que me encuentro?. Me encuentro que me pongo a leer poesía como no se debe hacer, alguien hace un tiempo me dijo que la poesía no se lee a tragos largos sino a sorbitos para poder degustar cada verso, me pongo a leer los poemas como si me los fueran a quitar de las manos ... y resulta que me encuentro una tensión emocional de esas que te dejan con la respiración entrecortada, recrea un pasado que se hace presente vivido en sus poemas, sin prejuicios, con imágenes potentes, con un lenguaje contundente. Poemas en los que las pequeñas cosas toman una relevancia importante, poemas de carácter íntimo ... 
Y me encuentro entre otros este poema: 

COMIENDO EL MELOCOTÓN


Comiendo el melocotón me siento como un asesino.
El tiempo y la oscuridad no significa nada para mi, 
moviéndose de un lado a otro con mis blancos dientes
y mi lengua hinchada, saciándose en la pulpa 
jugosa. Cuando chupo el hueso que se parece al cráneo
de un pequeño mamífero, se borra toda la memoria
de penas y disputas, de soledad y ansias
de amor erótico, y del proyecto de un mundo, 
donde el hombre, harto de la razón, no logra devolverle
un orden a las cosas. Comiendo el melocotón, siento el largo
vagar, mi mano humana - ayer aleta y garra-
se extiende a través de una alegoría del Edén, 
del barro, del tedio y del pensar, hacia las abejas, la soledad
y el montón de briznas de hierba que arrastra el agua fría. 


Henri Cole

Y en su día lo leí y pensé : vaya manera más cañera de comerse un melocotón ...
Todo esto para contaros, que el otro día me sentí un poco Henri Cole comiéndome la fresa que ha ido creciendo en mi maceta. Parecerá absurdo, pero después de haber estado casi dos meses cuidándola, el momento de ponerla dentro de mi boca no ha sido igual que cuando me como las "fresas de Huelva" de Horta Meva. ( La verdulería y frutería a la que voy cada semana).

Segunda vez que me pasa que me siento para contaros una cosa y acabo contando otra, lo que parece que es y lo que en realidad es. Hace días que le doy muchas vueltas al tema del paso del tiempo ... además hoy Emma me ha dicho que estoy cambiada, y sin saber decirme que era lo que había cambiado me ha dicho que me estoy haciendo mayor... Empieza a hacer calor y la primavera está pasando.Y... unas van cayendo mientras las otras esperan firmes su turno. Empieza a oler a verano. 





3 comentarios:

  1. Puedes buscar otro libro suyo publicado en la misma colección, que lleva por título Mirlo y lobo. Yo diría que te gustará también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRacias! Anónimo ... ;) lo tendré en cuenta! Gracias por estar ahí!

      Eliminar
  2. guapa,... claro que nos hacemos mayores, pero.... y todo lo que nos queda por descubrir??? bss

    ResponderEliminar