lunes, 9 de abril de 2012

Días de potaje, bacalao y torrijas caseras







El 23 de diciembre del 2011 escribí este post, con una gran lista de deseos.
Entre todos ellos desee esto:

"...deseo una tarde en Albatera con mi tío Salva y mi Tía Carmen contándome sus batallitas y que mi  tía me haga esa trenza de pan casero que tanto me gusta, deseo que mi prima María llegue muerta de hambre esperando que  de comida haya judías pintas; deseo que mi hermano Juan Carlos me venga a buscar al aeropuerto como la última vez y quedarme dormida en su sofá ..."

Los deseos se desean, pero también hay que decidir el querer cumplirlos. Yo esta Semana Santa he decidido cumplir unos cuantos. En vez de Judías pintas, mi tía nos hizo potaje y bacalao con tomate. He vuelto a comer torrijas caseras y me he saltado la dieta. La trenza de pan me la llevo bajo el brazo. He compartido tres bonitos días con mi hermano. He mirado al cielo y no me he cansado de "retratarlo"... Y he oído hablar cosas maravillosas de mi padre de personas que apenas conozco. 
Pasear por Albatera sabiendo que ya no estás, se me hace extraño ... pero empieza a ser llevadero. Empiezo a recordar con nostalgia, pero sin dolor. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada