domingo, 19 de febrero de 2012

Anita cocinitas III


Cuando Andreu ha salido de casa,  entre sueños,  he escuchado que decía ... me prepararás algo de cena para cuando llegue? ... Hoy de nuevo se iba a repartir y llegará tarde.
Me he levantado con la sensación de comerme el domingo. No sabía si ir a la piscina o a montar en bici. No sabía si ir al cine a ver "Shame" o  al Mercat a ver a estos piezas, cuya idea de ir me vino a la cabeza, cuando en algún sitio escuché que verlos bailar era como una bocanada de aire fresco. Tengo ganas de ir al teatro y sentir esas bocanadas de frescura ... 
Una hora y media por la mañana leyendo el periódico. No le doy la espalda al día a día , pero por salud , le pongo distancia... una noticia que me emociona  y Naufragios y sueños, que me hace pensar, entre otras cosas,  en  Xavi y en lo que piensa de la Etxebarria después de esto . Pienso y pienso y vuelvo a pensar. Y me digo ... pon el freno Madaleno!!! A Cocinar!



Tortilla de Patata para la cena. Tengo un plato gira tortillas que es el secreto para que queden de anuncio. El plato no tiene nada especial, solo que confío en él y me da seguridad al dar la vuelta a la tortilla. Y ahí no paro ... Trinxat de col , al estilo madrileño, o repollo con patatas rehogado con pimentón dulce y unos trocitos de bacon bien frititos. 
( Neil por si lees esto, por ahora no me hago vegetariana, pero el día que lo decida ser, hablaré contigo) ... Y sigo ... crema de calabacín al estilo Gemma como para tres días. Aún continúo...  decido probar la receta de galletas que me pasó Dulce y  bajo a la tienda que está abierta los domingos a terminar de cuadrar los ingredientes. Me planto ante una masa perfecta hecha con equivalencias de medidas en tazas y el resultado son dos bandejas enteras que dejan un olor a Vainilla en casa de " quedaté y no te menees ..." Pero aún no acaba la cosa ... el olor de las galletas apenas impregna toda la casa cuando un olor a pimientos rojos asados empieza a combatir con él. 
De golpe y porrazo me he encontrado toda la mañana cocinando. Y resulta que cocinar un día de fin de semana, absolutamente sola en casa, tiene efecto balsámico. Mientras cocinaba ... con mucha calma, los pensamientos iban pasando. Un silencio apabullante ... y los pensamientos pasaban. Y de uno saltaba a otro, y de otro a otro ... y el más grande de ellos era el siguiente : Me he levantado con las ganas de comerme el domingo y el domingo me está comiendo a mi. Y en mi casa, en silencio, cocinando ... conmigo misma. Nada más y nada menos. 
¡Vivan los días Huevito! o días en los que desapareces del mundo para estar contigo y con tus circunstancias ... !



1 comentario:

  1. Me encantan los días "huevito" dentro de una misma, cocinar para muchas veces escuchando música sola en casa y tener un plato favorito e imprescindible para darle la vuelta a la tortilla con la seguridad de que saldrá bien. Y...me encanta que me lo recuerdes!

    A veces estar "un poco sola" es un oasis entre tanta exigencia externa... y oir tu propio silencio reconforta más de lo que una cree!

    Besos de quien te lee,
    s.

    ResponderEliminar