domingo, 29 de enero de 2012

Una historia tan simple como todas pero sumamente especial

El otro día pensaba que apenas pongo sms´s. El wassup a pasado a hacer su función ... pero para mi,  no es bien bien así. Pensaba que antes esos sms´s tenían un verdadero significado y escondían mucha verdad. Buscaba ser concisa a la hora de expresarme, buscaba el encontrar los caracteres exactos para que no se convirtieran en dos mensajes. La concisión de los sentimientos... Guardaba muchos mensajes de los que recibía. 
Esto de la tecnología y las nuevas maneras de comunicarnos es fantástico, pero... a veces, echo de menos esos momentos en los que la espera cobraba un sentido y en los que después de una cita el sms de turno corroboraba que había sido una cita ideal. 
Y ... cita ideal ha sido la de esta mañana.
El que ma queda,  Andreu y Joan, se han vestido con los uniformes de Puig y Fontanals y han hecho las delicias de los más pequeños. Bueno, de los más pequeños y de los padres de estos,  cuyas risotadas llenaban toda la sala. El que ma queda siempre consigue que sus obras , de público familiar, sean agradables y divertidas tanto para los pequeños, como para los mas grandes.  
Pero empecemos por el principio. 
Puig y Fontanals son dos carteros que no tienen cartas para repartir debido a que nadie las escribe. Deciden buscar "la bústia daurada" para poder recuperar la costumbre de que las cartas vuelvan a formar parte de la vida, finalmente la encuentran y después de varias peripecias ,vuelven a recibir cartas en la oficina postal. Un tesoro que hay que descubrir, unos protagonistas que son héroes, unas aventuras para conseguirlo y un climax final, pero, que no es el final de la historia ... SIMPLE. 
Lo que no es tan simple, es conseguir mantener la atención de una multitud de niños. Lo que no es tan simple, es perseguir un sueño y decidir ir a por él a fondo. Lo que no es tan simple es apostar por algo y ser fiel a ello mateniendo tus ideales. Lo que no es tan simple es que hayan pasado más de 10 años desde su primer bolo y que ahora se consolide como una compañía veterana. Lo que no es tan simple es plasmar un dibujo en un papel y verlo hecho realidad ( L´Avalot y el Taller del Lagarto han hecho una escenografía que es una obra de arte). Lo que no es tan simple, es ver a dos actores dándolo todo y divirtiéndose en escena como lo hacen Andreu y Joan. Hoy los miraba y me sentía orgullosa y... ¿sabes por qué?. Porque son artesanos del teatro y porque dignifican la profesión del actor. Porque son un equipo y se rodean de un buen equipo. 
Como ha dicho uno de los niños que estaba cerca de mi butaca: Jolín, estos se lo curran mucho!!!!!!. 















No hay comentarios:

Publicar un comentario