lunes, 23 de enero de 2012

No ha sido un Domingo cualquiera

Ayer recordaba como mi madre me ayudaba cuando era pequeña a hacer los deberes. Como generalmente iba a clase de danza cada tarde, "no daba a basto" con ellos ... Cada mañana mi madre , para que pudiera seguir bailando, se levantaba muy temprano y me preguntaba la lección. Hoy después de muchos años sin estudiar, recordaba, y me doy cuenta que hay cosas que no cambian; sigo estudiando como los loros y  lo tengo que decir en alto para que se quede. Siempre ha sido así... por eso nunca he podido ir a estudiar a una biblioteca. 
Este domingo han ido pasando cosas ...
A media mañana Mireia me regalaó un abrazo de esos que te dejan sin respiración y que se dan con ganas.
Antes de  ponerme a comer Regina me regaló un broche precioso de una costurera.  Hoy no abriré la caja, espero compartirlo con vosotros en un próximo post, porque me ha dejado sin habla.



Antes de ponerme a estudiar Mònica me regaló un TÚ que casi se me cae el alma.
La Corredor desde la distancia me regaló un cielo precioso y un mar para que me dieran calma, a partir de aquí, al mirar al cielo se acuerda de mi ... y eso ... me gusta!



Antes de merendar , mientras deambulaba de una lado a otro de la habitación entendiendo el "Efecto Pigmalión", las expectativas, las atribuciones, el Código Deontológico y los niveles del desarrollo moral de la asignatura de pedagogía "La Nuñez" me regaló esta canción en mi perfil del facebook con un mensaje: Seguro que te gusta, seguro que te recuerda a alguien...



Y justo en el momento que dice "Didal"entendí porqué me iba a gustar y a quién me recordaba. La palabra llegó directa a la emoción sin poder contenerla. La pasada tarde me  he acordado mucho de "Ella", la misma que cada mañana se levantaba muy temprano para ayudarme a estudiar, para que pudiera bailar y para que en definitiva en el día de hoy pueda gastar mi tiempo en lo que verdaderamente siento que tengo que hacerlo. 
Un día os dije que os hablaría de los Angelitos ... lo tengo pendiente ... los Angelitos existen, solamente hace falta estar atento.  

3 comentarios:

  1. yo tengo la seguridad de que si cada vez que me viene a la mente un recuerdo que me levanta una sonrisa o me quedo absorta en un pensamiento, lo comentara, estaría casi todo el día hablando de ella.

    a mi madre la llevo dentro de mi de esa manera, me ha encantado tu post=') y me encanta la complicidad de tus amigos enviándote cielos y regalándote momentos únicos en forma de abrazos y pequeños detalles que mejoran tu día.

    ánimo con el estudio!

    S., quien te lee^^

    ResponderEliminar
  2. Que si los Angelitos existen?!Si, si y si!Esa es la esperanza que nos queda;)
    Te leo Ana y me gusta ser una "voayer" de este espacio tan tuyo, que me da tanta inspiración a momentos y en el que, a ratos, me siento tan reflejada...
    Yo hago fotos muy "malas" pero te asuguro que cada vez que veo un cielo de color lila-rosa bajando por las curvas por la mñana (que suerte tenemos los que madrugamos muuuucho!)me acuerdo de ti, de Sira y de mi padre, que es "el que me los regala"...por eso me llamó como me llamó;)

    A., yo tmb te leo...

    ResponderEliminar
  3. Jo també estudio en veu alta!
    Una abraçada ;)

    M., otra que te lee y que le gusta mucho!

    ResponderEliminar