lunes, 9 de enero de 2012

La realidad es el tema

Ultimamente miro mucho al cielo. El otro día vi una luna naranja digna de una novela de Murakami. Buscaba encontrar una segunda luna a su lado más pequeña buscando una realidad tergiversada ... pero no estaba. Seguiré con el tercer libro de 1Q84, todavía sin comprar, para enterarme de que ocurre con el amor de Tengo a Aomame y de Aomame a Tengo ... la búsqueda de la relación perfecta, la continua búsqueda ... pero en la perfección, no está la belleza, y los cuentos de príncipes azules y princesas rosas, cuentos son.
Leí a Murakami y me sorprendió que dijera que la estructura de la novela seguía la forma de El clave bien temperado de Bach, " dos ciclos de preludios y fugas compuestos en todas las tonalidades mayores y menores de la gama cromática". No entiendo muy bien lo que significa pero me gusta Bach y pensé que era curioso como el escritor se había inspirado en esa forma.
Parece ser que algo está cambiando, porque ultimamente no soy la única que mira al cielo. Está muy bien mirar al cielo, antes no lo hacía. Es bonito, a veces, misterioso, extraño, dramático ... pero merece la pena mirarlo.

Cris Cabanillas
Helena Escuté
Gemma Espinosa
Caterina Pérez
Ana Corredor
Francisco José Pacheco
Mateo Amieva
Edu Bcn



4 comentarios:

  1. este post me ha chiflado, me he sentido así estos días descubriendo cielos que de tan bonitos daban miedo! y me apunto la reseña literaria!
    besitos de quien te lee...^^

    PD. viendo el video de la cabalgata veo claro que hubiera sido la manera más adecuada de reconciliarme con la navidad...

    ResponderEliminar
  2. Ostres!!!!! ultimamente miro yo también mucho el cielo. Los colores rojizos de cada tarde son impresionantes.

    ResponderEliminar
  3. anda!
    igual sí, igual algo está cambiando. Igual nos sentimos un poco más pequeños.... en el sentido de que formamos parte de algo muy grande :)
    un beso guapa!

    ResponderEliminar
  4. Jo també miro moltíssim el cel aquest hivern!! Té uns colors molt màgics... i em relaxa molt!

    Em recorda a l'embobament que m'agafa últimament quan em faig una infusió que m'han portat els reis: rooibos amb fruita i vainilla. Cada vegada que mullo la bosseta amb l'aigua em quedo mirant el vermell barrejat amb petits trossets de liles i grocs...

    Un petó!

    ResponderEliminar