lunes, 26 de diciembre de 2011

Sant Esteve ... que no Sant Hilari ni Sant Hipòlit.

10 de la mañana. Salimos con las bicis. Vamos al río camino al mar. Antes de llegar al camino de tierra que desemboca en el objetivo un cartel de prohibido el paso. A veces hay que pasar de las reglas para llegar a donde quieres llegar. Pasamos de la señal , como siempre, encontramos otra barrera, pasamos las bicis por debajo del obstáculo y llegamos a la playa, que de nuevo estaba desierta. Solamente dos personas pasean por la orilla y uno encima de una barca toma el sol tranquilamente.


El objetivo cambia; visto el mar pasamos a querer desayunar y seguimos en la bici camino al paseo de Badalona. Por el camino pasamos caminos de piedras, bajadas empinadas y atravesamos un paseo futurista lleno de basura y fábricas que tiran sus desechos al mar.





Me quedo obnubilada mirando la inmensidad y recordando el sueño que tuve la otra noche, el mar tranquilo pasaba a ser un peligro cuando un Tsunami se creaba y yo por mucho que intentaba salvarme corriendo a la cima de una montaña ... no lo conseguía, no había salida y la ola me pillaba. Angustiada, me desperté ...
Suerte que había sido un sueño... pero solamente al recordarlo y estar cerca del mar siento una inquietud fuera de lo normal.
Desayuno tranquilo, café con leche y medio bocadillo de tortilla. Vuelta a casa ... el camino de regreso no es plano, hay muchas subidas, volvemos por la ciudad. Ahora el objetivo es llegar a casa ... suerte que todo lo que subes tienes que bajarlo. Cansancio en las piernas después de tres horas de bici. Ducha que reconforta.
Canelones sin tomate en casa de la Tieta. Hoy es Sant Esteve, no Sant Hilari ni Sant Hipòlit ... En Madrid no es fiesta, mi amiga Gemma me ha llamado desde su trabajo . Sobremesa hasta las 19.00h con la familia, de un tema pasamos a otro, de otro a otro más ... 
Un nuevo descubrimiento, Andrea Motis
Más allá del arco Iris no se lo que habrá ... pero más allá de la barrera, vale la pena descubrirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario