domingo, 20 de noviembre de 2011

Nos vamos a votar





En mi juventud yo solía no darle importancia a las elecciones. Era como si no fueran conmigo, no les daba valor ... me daban lo mismo. Ahora que sigo siendo joven pero que han pasado los años siento que tenemos que ejercer el derecho de enfrentarnos a la responsabilidad de elegir ... pero, la verdad se me hace difícil con el ambiente que nos rodea . Durante estos días de campaña me he esforzado en ver entrevistas, escuchar noticias e informarme de cuál era el programa político que presentaba cada uno de los líderes de los partidos. Se me presenta la primera duda ... ¿que es un líder?. Para mí un líder tiene que tener la capacidad que con su discurso me incentive para trabajar por un mismo objetivo común; no tiene que ser autoritario y por supuesto no tomar decisiones sin explicarlas ni justificarlas; tiene que ser carismático de tal forma que pueda modificar los valores, las creencias y las actitudes de sus seguidores pero no imponerlas; tiene que ser un buen comunicador y a la vez una persona que se cultive a él mismo, que se conozca, que lea, que viaje, que escuche, que sepa idiomas, que se haga preguntas, que tenga inquietudes ... que tenga la capacidad de hacerte reflexionar.
Durante estos días, después de escuchar y escuchar , llego a la conclusión siguiente:
Ninguno de los discursos que he escuchado me ha dado confianza, tengo la sensación de que ni siquiera ellos creen lo que están diciendo. El poder es una responsabilidad, una gran responsabilidad. Me pregunto, ¿ para que sirven los meetings? En este momento actual que vivimos siento que hacen falta menos palabras y más acciones. Creo que faltan valores, que se han olvidado de la esencia ... que somos personas. Que el crecimiento no es económico, que no todo es dinero ... que quizá es importante darse cuenta que hemos perdido el control, que no vivimos sino que sobrevivimos. 
No podemos caer en el discurso victimista de" Los de arriba nos han llevado a esta situación" porque en realidad cada uno de nosotros tenemos la responsabilidad de estar donde estamos. Que los créditos no dejan de ser una manera de comerse el futuro, que hemos estado viviendo por encima de nuestras posibilidades. No pasará la Crisis, no nos engañemos, tenemos que entender que hay un cambio y ninguno de los líderes políticos lo acepta ... pretenden vendernos una moto que no existe. 
De nada nos sirve quejarnos sino ponemos nuestro granito de arena y votamos. Pero ... ¿ a quién? ¿ a un partido? 
A mi me gustaría votar a una persona que se rodeara de un buen equipo. Que liderara de forma transparente, que el bien de los ciudadanos estuviera por encima de sus intereses, que tuviera pasión y ganas de resolver las cosas y no de poner parches, que sobre todo se supiera retirar a tiempo o pedir ayuda si la situación no puede resolverla ... 
En definitiva lo tengo jodido para elegir. No es una utopía ... debería de ser una realidad. Después de esta semana en la que la Crisis ha sido la máxima protagonista, en la que casi que te invitaban a cortarte las venas ya que estábamos al borde del abismo ... yo me niego a que me instalen el miedo en el cuerpo y para ello intento vivir cada día y ¿quien sabe?... a lo mejor acabar haciendo mermeladas pero viviendo. 
Y ahora me voy a " Ejercer mi derecho". Por mi parte un voto que no favorezca al bipartidismo después de mucho reflexionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario