martes, 15 de noviembre de 2011

De como una cosa pasa a ser otra y luego otra ... y otra

Cuando algo lo haces con ilusión y ganas , truene, llueva, nieve o granice nada se interpone en tu camino. Una mañana desapacible se puede convertir en un medio día agradable. Ayer tenía clase con Caterina. Me fascina como entre charla y charla, infusión calentita y mano a mano voy aprendiendo.  Caterina me va guiando y en dos horas de clase acabo con una nueva pieza para la colección. Pieza que será modelo de otras piezas. La tela se va transformando  sin darme cuenta, sin estrés, con calma ... poco a poco.





Hoy me levanto con la ilusión de acabar lo que no pude terminar ayer y empezar cosas nuevas. Pruebo si he entendido como hacer el neceser sola, sin nadie que me guíe. Preparo el espacio para disfrutar de ello. Escucho música de Albéniz que me trae recuerdos de la época en la que estudiaba la carrera de danza, Asturias, CórdobaSevilla ... 



Entre pensamientos voy cosiendo. La música me recuerda a Almudena. Solía pasar mucho tiempo con ella fue mi maestra y mi amiga y durante un tiempo un pilar muy importante en la vida. Pasamos muchos momentos juntas, momentos buenos y momentos malos ... y por cosas que a veces no se entienden dejamos de tener contacto. A veces hay cosas que no se hablan en su momento, mal entendidos ... sensaciones que te llevan a separarte de las personas que quieres. Hoy me acordaba de ella escuchando Córdoba y sonreía. Sonreía porque precisamente ayer me puse en contacto con ella. Con el facebook es fácil, si quieres buscar encuentras. 



1 comentario:

  1. Te estoy leyendo...me parece muy hermoso lo que compartes. Te voy a seguir leyendo, la sensación es muy agradable. Todo y así, me encantaría hacer un mano a mano contigo en una cafetería del Gòtico...hace demasiado que no nos vemos!

    Nin

    ResponderEliminar