domingo, 12 de abril de 2015

Shooteando o el arte de mirar a velocidad de relámpago


Durante dos intensos días, he estado de viaje ... he conseguido un oasis dentro de la recta final. Un oasis en el que las horas pasaban a velocidad de relámpago y en el que la mente estaba ocupada en una única cosa : dar rienda a la creatividad y disfrutar de la fotografía. 
He tenido la suerte de ser la mirada elegida para dar imagen a una marca que en breve, verá la luz. No puedo desvelar muchas cosas, porque es un pequeño tesoro que se está gestando a fuego lento, pero os aseguro que será un éxito. Y os lo aseguro, porque tiene todos los ingredientes para triunfar. Un producto único y realizado íntegramente en España. Estar atentos, en breve, noticias ... 

PD: Gracias Malvaloca por buscarme, liarme, verlo claro y empujarme a la piscina. Gracias Aitor por todo lo que me has enseñado y me has ayudado, sin ti,  no hubiera sido posible . Gracias Marc por confiar ... 

lunes, 6 de abril de 2015

domingo, 5 de abril de 2015

Diario de una mudanza. La búsqueda






Hay un lugar en Sant Cugat fantástico para pasar un Domingo por la mañana. La primera vez que fuimos al Mercantic, no buscábamos nada en concreto,  fue un bonito descubrimiento pero salimos como entramos, con las manos vacías y... eso sí,  un montón de cosas bonitas grabadas en la retina. Muy diferente ha sido hoy. Después de una segunda visita para otear que es lo que queríamos, ratos de internet buscando y comparando, presupuesto en mano y serenidad para decidir de una forma sensata ...  hoy, hemos vuelto al paraíso de las cosas cuquis con las cosas claras y sabiendo (más o menos) que es lo que nos llevábamos para casa. 
Vamos directos a Dallman Cooper Furniture y ...  nuestro gozo en un pozo, el muchacho estaba de Semana Santa, pero unas tarjetitas en su mesa ha dado la posibilidad que le llamáramos por teléfono para quedar. Después, hemos tenido la suerte de encontrarnos con Jordi, de Bonesidees, y digo la suerte, porque nos ha ayudado a combinar, a decidir y a resolver todo tipo de dudas. 
Llevo, un tiempo buscando una mesa en concreto, la he buscado por todas partes y no había manera ... tenía la ligera esperanza de encontrarla allí ... una vuelta por los pasillos de la gran nave y allí estaba, esperándome, más bonita que un San Pepe ... una mesa Tulip!!!!! Se me ha alegrado tanto la cara, que el muchacho de la tienda, que por cierto se llama Guillem ( electricitatestetica) no ha podido evitar compartir mi alegría. Por último: un mueble para el recibidor. Última parada: The old Kitchen. Me encanta acabar el recorrido allí, es preciosa la tienda. Me encuentro a Manuela hablando de decapante con una muchacha, me mira, y me dice que si me puede ayudar en algo. Le digo que sí. Nos da ideas para nuestro recibidor ... nos dice que nos monta un espejo, nos cuenta que proceso hará para que nos quede del mismo color que el mueble que hemos elegido ... y sinceramente, me encanta. 
Salíamos los dos con una sonrisa de oreja a oreja, con la sensación de las cosas bien hechas, con el gusto de que te expliquen con calma, con la sensación de haber encontrado joyas ... con la experiencia de hablar con personas que te miran, te atienden, te aconsejan, te hablan de proveedores, de épocas pasadas, de decapante ... de vida. 
La banda sonora de hoy  : esta

PD: lástima que cuándo hemos llegado al coche teníamos una multa, todo no podía salir tan bien ... :)


sábado, 4 de abril de 2015

Diario de una mudanza. Armarios








Mi madre siempre guardaba piezas de ropa años y años. Su lema era : " En la moda, todo vuelve".
Cada cambio de estación , suelo guardar alguna pieza de ropa, a la que después de darle la oportunidad de una temporada más, y no ponérmela, me resisto a abandonarla. Así, he ido haciendo una caja con piezas de ropa preciosas que esperan, de nuevo, su lugar en primera línea del armario. 
Mientras que todos los que estáis de vacaciones, no dejabais de colgar fotos desde lugares paradisiacos ... nosotros nos hemos pasado todo el día soltando lastre de los armarios. Ha sido de lo más motivador. De nuevo, mientras que Andreu apenas ha hecho tres bolsas, yo he terminado haciendo ocho. (Esperança ... si me lees, alucinarías con el ejército de bolsas grises que tengo en el salón de mi casa ... son dignas de una de esas fotos que haces tú del día a día)
Para mi cometido, primero, busco víctimas en  los abrigos que , hace temporadas, se mantienen intactos bajo el plástico que les protege.  Aparecen unas chaquetas de cuero de mi padre, que quizá arreglando el forro, pueda volver a ponerme. Me encuentro de nuevo con  una muselina de estrellas con la que, hace casi dos años, comparto las tardes de verano y las seguiré compartiendo. Zapatos de mi época tanguera que sigo guardando por si me vuelve a dar por el tango; las primeras puntas, que nunca más me pondré siguen en la caja ; las últimas zapatillas de media punta; mis primeras castañuelas ... recuerdos y más recuerdos a partir de una tela, un pañuelo, unos zapatos, a los que ni quiero, ni puedo decir adiós. Eso si, la ropa de premama: fuera (si llega el momento ... ya llegará).
No me resisto a probarme el vestido que lució mi madre en la boda de mi hermano. Me queda "niquelao" me alegra y me asusta al mismo tiempo. Dicen que los hijos cada vez nos vamos pareciendo más a nuestros padres ... imagino que yo cada día me parezco más a ella. De su ropa apenas guardé, sólo la ropa de estar por casa, un par de sudaderas, una camiseta de flores y unos pantalones ... la ropa con la que la identificaba y la había visto miles de veces. 
Voy haciendo cada foto y soy consciente que me voy despidiendo de cada uno de los rincones de nuestro hogar ... por eso, este Diario, porque remover una casa en la que hemos vivido tanto, remueve ... 
La banda sonora de hoy : esta  

jueves, 2 de abril de 2015

Diaro de una mudanza. Cocina







Hemos empezado por la cocina. Apenas nos ha llevado media hora el saber que es lo que se va a quedar y que es lo que se viene con nosotros. Seguramente hemos empezado por aquí, porque la carga emocional de cada una de las cazuelas, no es nada comparado con las cajas que tenemos debajo del mueble del escritorio, que esconden recuerdos, podríamos decir, de vidas pasadas. 
Mi lentitud a la hora de decidir, contrasta con la velocidad que tiene Andreu en deshacerse de las cosas. Es increíble la cantidad de infusiones que he sacado de la alacena acumuladas a lo largo de más de 10 años. Hoy me he desecho de unas cajitas metálicas de té con sabor a mandarina que compré en el aeropuerto de Londres. Pero lo que más pena me ha dado, ha sido dejar atrás una taza termo del starbuks que compramos en nuestro viaje de novios a EEUU. Ahora, no suelo tomar infusiones, seguramente son más sanas que el café descafeinado que tomo cada día ... pero el tiempo de las infusiones, para mí, por ahora , ya pasó. Un poleo menta después de una comida pesada, es a lo sumo, la única infusión que bebo. 
Cuándo era pequeña, las noches que mi madre hacía hamburguesas en casa, eran cenas de fiesta. Hamburguesas con su pan, su tomate, su lechuga y nunca cebolla para la niña. En cambio , en casa de Andreu, las hamburguesas se limitaban a ser sólo el medallón de la carne, y su fiesta comenzaba cuándo comía la pizza congelada que tanto le gustaba. Cuándo mi madre hacía croquetas, nos regañaba porque empezábamos a picar la masa de la sartén entre los tres hermanos ... y finalmente, apenas quedaba pasta para hacer tan delicioso manjar. 
Coincidimos que, tanto mi chico como yo, de niños, pasábamos los viernes con los abuelos viendo el un, dos, tres ... sólo que a él, le costaba llegar despierto al final de la tanda de preguntas y respuestas y yo, aguantaba como una jabata hasta el final de la subasta. En esencia, somos los mismos. Mientras que él duerme hace horas, yo escribo estas líneas con los ojos como platos...
Todos estos recuerdos han ido surgiendo a partir de unas cazuelas ... no te quiero ni contar, lo que pasará cuándo lleguemos a las cajas de debajo del escritorio. 
Empieza la despedida ... 
y empieza con esta banda sonora