jueves, 23 de octubre de 2014

Andanza


Con la mitad del tiempo que solemos tener siempre, nos ponemos al tajo sin más preámbulo ... hay que aprovechar. La sensación de prisa me invade al principio , luego se apacigua y finalmente, desaparece. 
Como niño con zapatos nuevos, hoy baila calzado. Los zapatos hacen ruido, parecen mágicos. Estamos contentos. Reímos y nos lo pasamos bien. 
Como un pajarito, mueve sus alas desde el suelo ... es sorprendente ver como los pasos cambian según como se miran. Primero le miro yo y me enseña su camino. Luego me mira él y lo intento reproducir. Repite de nuevo. Una imagen muy potente aparece de sus manos.  Uno se mimetiza en el otro y así, vamos creando. 

lunes, 20 de octubre de 2014

Elogio de los sueños



Elogio de los sueños

En sueños
Pinto como Vermeer van Delft.

Hablo fluídamente en griego
y no sólo con los vivos.

Manejo un automóvil
que me es obediente.

Tengo talento,
Escribo grandes poemas.

Escucho voces,
tan bien como  los grandes santos.

Se asombrarían ustedes
de mi virtuosismo al piano.

Vuelo como debe de ser,
es decir, por mí misma.

Al caer del tejado,
sé caer suavemente en lo verde.

No me es difícil
respirar bajo el agua.

No me quejo:
he logrado descubrir la Altántida.

Me alegra, antes de morir,
conseguir siempre despertarme.

Inmediatamente después del estallido de la guerra,
me giro sobre mi mejor costado.

Soy, pero no necesito
Ser, hija de la época.

Hace unos años
vi dos soles.

Y anteayer un pingüino.

Con la más absoluta claridad.

WS
***
En Lio, esta semana ,hemos propuesto un poema y cada uno ha dado su visión de él. Esta ha sido mi interpretación. 
Tengo especial cariño a este poema, con él, acabábamos nuestro espectáculo Una del Montón .

jueves, 16 de octubre de 2014

Memoria de Una



Un 16 de Octubre del 2011 empezó la aventura de este blog con este post. Han pasado muchas cosas desde ese día ... un año más , una tarde de verano, he vuelto al lugar donde comenzó todo. Volví al faro para hacer la foto que cada año da constancia del paso del tiempo. El blog va creciendo y yo me voy haciendo mayor. Se nota, no tanto en la forma física o en las arrugas, sino en la manera de ser. Soy menos miedosa, relativizo más las cosas y voy aprendiendo a transformar lo malo en positivo. Es difícil ... pero lo voy consiguiendo. Este blog me ha dado tantas alegrías que sólo puedo hablar bien de él. No os voy a negar que hay épocas en las que dudo de seguir escribiendo, de seguir desnudándome una o dos veces a la semana, pero, por ahora, sigo aquí ... y lo bueno de todo es que no se hasta cuándo, pero no importa. Sigo. 
Los pequeños detalles de mi día a día se han convertido en grandes hazañas y la escritura y la fotografía, fruto de la necesidad, hacen que un día cualquiera pueda tener un atractivo especial. 
Para mi la vida ha tomado una dimensión mucho más grande, mucho más profunda, mucho más divertida ... los no, cada vez son más si y eso marca una diferencia. 
Sigo haciendo memoria de mi misma, sin hurgar en el pasado, sólo sintiendo que ese pasado me acompaña y me ha hecho ser como soy. Sin más ... hay cosas que no se eligen, pasan, y siento que he sabido capearlas y crecer a partir de ellas. 
Muchas gracias a todos los que seguís acompañándome en este camino. Muchas gracias también a todos los que os habéis quedado atrás, a todos los que dejasteis de estar, a todos los que un día decidisteis que no queríais continuar a mi lado. Estas cosas pasan, a veces aparecen rotondas en las que uno se entretiene buscando la salida ... y finalmente , cuándo uno sale, el otro, ya no está. Hay que ser honesto y el corazón es el que manda. 
Yo he decido no aferrarme a las cosas, he decidido tener un objetivo e ir caminando hacia él sin esfuerzo y sin deseo y a partir de ahí, parece que el Universo confabula para empezar a regalarte momentos y personas hermosas. He decidido dejar de ser una superwoman para aceptarme tal y como soy, con sus más y sus menos y sin colgarme y regodearme en mis defectos. Es cuestión de decisión y de querer crecer ... las cosas cambian y las personas se transforman. Dicen , los que me conocen, que estoy tranquila, que se me ve feliz, que he resurgido de las cenizas como el Ave Fenix. Mi amiga María siempre dice en coña que acabaré levitando, no lo sé, pero puedo decir que estoy bien, que estoy a gusto, con energía y ganas de vivir. 
El otro día leía este párrafo del libro Si decido quedarme, de Gayle Forman, lo compré en la estación de Sants, a última hora, antes de coger el tren el pasado fin de semana. El título me pareció un poco ñoño pero algo hizo que acabara mis manos: 

" No dejan de venir médicos que me abren los párpados y me iluminan los ojos con una linterna. Son bruscos y van con prisas, como si los párpados no les parecieran dignos de ser tratados con gentileza. Por eso me he dado cuenta de que en nuestra vida tocamos muy poco los ojos de otras personas. Tal vez tus padres lo hagan  para sacarte una mota, o quizá tu novio te dé un beso, leve como una mariposa, justo antes de que te duermas. Pero esa zona no es como los codos, las rodillas o los hombros, partes del cuerpo acostumbradas a recibir empellones.

Sin más ... muchas, muchas gracias. Esto es para vosotros. 





Las fotos ...  son de Andreu. 
( el acompañarme al faro cada verano se ha convertido en una tradición)

lunes, 13 de octubre de 2014

Andanza


Partir de donde se está , sea triste, preocupado, cansado, nervioso o alegre. Hoy estábamos cansados y hemos partido desde allí. Si la semana pasada era él, esta semana era yo. Empezar caminando, tirarle con un hilo y sentir que está detrás. Morente sonando en la sala. 
Seguir en pequeño, desde el suelo, en fracciones ... improvisar atentos al quejío de su cante y al cuerpo del otro. Me despisto mirándole y me centro en mis imágenes, muy pobres comparándolas con las suyas. Se inventa un caminito que miro desde fuera ... y al mirarle, empiezo a imaginar : un mantón, una caricia, unas alas, un animal, un cantaor, una penitencia, una cresta, una coleta, una vieja, una flecha ... en definitiva : un viaje que me tiene cautiva durante veinte minutos. 
Su danza es hipnótica, críptica y sale de la verdad,  por lo tanto ... pellizca. 


domingo, 12 de octubre de 2014

Los cuatro perlas






Los encontré a los cuatro sentados en un banco. Intenté robarles alguna foto desde lejos hasta que me descubrieron. Descarados, llamaron mi atención para que me acercara. 

Ellos : Maja, nos estas haciendo foticos???
Yo : Si, es que están muy guapos!!!

Sonriendo, después de que me pillaran,  les pregunté si me dejaban hacerles unos retratos ... ellos aceptaron encantados. Presumidos, se acicalaron y posaron para mí ... 
Hay algo en las miradas de los abuelos que me recuerdan a la mirada de los niños ... es casi la misma esencia, la misma mirada, pero con la mochila de toda una vida. En sus ojos percibo la sensación de estar de vuelta de todo, se entregan y se dejan retratar, sin miedo ,el alma. 

Este fin de semana he visitado Zaragoza ... escaparme de Barcelona tras mi amado, como cuál princesa desesperada,  me ha traído momentos de soledad, de lectura, de espectáculo, de humanidad, de charlas, de amigos ... de compañía. 
Atención, para todos: si alguna vez llega a vuestra ciudad este espectáculo " La casa del Abuelo" de  La Rous no os lo podéis perder. Hacía mucho tiempo que no salía del teatro con un nudo en la garganta. Cuándo una pieza sale de la necesidad y de la verdad, no hay duda, pellizca el alma.