lunes, 29 de junio de 2015

Esencia


En estos últimos meses, he tenido la sensación que ha habido personas importantes en mi vida que han salido de ella, que ya no están a mi lado. No puedo evitar sentir un vacío grande por esas pérdidas ... pero quizá sea una oportunidad para dejar entrar en ella nueva energía, nuevas personas ... Eso no quita que haya un proceso de adaptación, de reorganización y de duelo. 
Creo que hubo un antes y un después de perder hace un tiempo a nuestra pequeña. Quizá sea que no lo he superado, es probable, pero es probable que estas cosas no se superen nunca ... hace unos días hablando con una gran mujer , que pasó por una experiencia parecida a la mía, me susurró al oído que estas cosas nunca se superan. Yo, le dije que ya lo sabía ... no me asusta aceptarlo, todavía ahora me sigo enfadando y poniendo triste. 
Creo que desde entonces, en mi carácter hay un punto agrio ... de enfado ... y seguramente afecta a mi día a día. Pero las cosas están así ... también leía hace unos días algo acerca del Kintsugi, el arte japonés de arreglar fracturas de la cerámica con barniz de resina espolvoreado o mezclado con polvo de oro. Forma parte de una filosofía que plantea que las roturas y reparaciones forman parte de la historia de un objeto y deben mostrarse en lugar de ocultarse, incorporarse y además hacerlo para embellecer el objeto, poniendo de manifiesto su transformación e historia. Esto me llevó a pensar en la famosa Resiliencia ... en como salir de los momentos duros, no sólo transformada, sino fortalecida. 
En este tiempo, personas han ido saliendo de mi vida ... pero igualmente han ido entrado. Estar con la gente que quieres estar, respetar a las personas que desaparecen de mi camino, no hacerlas daño, recordar los momentos buenos vividos con ellas y dejar que cada uno siga su camino a veces cuesta, pero sólo de esa manera se puede estar tranquila... al menos, eso creo. 

miércoles, 24 de junio de 2015

La noche más corta

Nuestras celebraciones están marcadas por la lluvia. Siempre que celebramos algo importante llueve. A las 19:45h a punto que empezara a llenarse la casa en silencio de palabras y risas, calló "la del pulpo" ... pero no importaba, era previsible y lo estábamos esperando.
Cada uno de ellos tenía deberes : crear dos listas ( una verde y otra roja), una de deseos y otra de cosas que quieres dejar marchar. Una de proyectar y otra de desestimar. Una verde esperanza para mantener contigo durante todo un año y otra roja para quemar juntos al final de la noche. 
Una Playlist creada en el momento por cada uno de los invitados nos acompañó durante toda la verbena, bendito Spotify que hizo que pudiéramos disfrutar de cada tema que se nos antojaba. 
Los petardos pequeñitos, encima de una baldosa ... las fuentes a la calle, vaya a ser que nada más llegar la liemos parda. Risas, vino, comida rica, cava, coca, gin-tonic ... compañía de la buena, de la que te quieren siempre. Amigos sentados con toda la espalda apoyada en el respaldo de la silla, sin ganas de salir corriendo, con sonrisas de estar agustito, con tiempos de silencio, disfrutando del momento sin más necesidad que estar compartiendo la felicidad de estar juntos, sin más. 

Poca necesidad de coger la cámara tuve anoche, suerte que Xavi y Ana estaban cerca ... aquí imágenes captadas entre los tres. Las cosas en equipo, molan. 
















lunes, 22 de junio de 2015

Welcome summer


Dar la bienvenida al verano brindando con Freixenet. Cinco copas, Norberto, Juli, Montse, Andreu y Ana. Faltaba una, la de Bene, aún su ausencia, al dar el "Chimpúm" a todo el trabajo realizado, ha habido un pensamiento de agradecimiento por toda su dedicación y cariño. Norberto y Juli, un equipo perfecto, veintiún días de trabajo y un Domingo de descanso. El cariño de mi hermano transformado en una casa con todo detalle ... una baldosa con un escrito en su revés:  "Nueva vida a y a " . La primera tarde acompañada de Montse, mi suegra, rematando cada detalle ... una tarde sin parar que no hubiera cambiado por nada del mundo. 
Hoy dormimos en casa y estoy que no me lo creo... una bonita manera de empezar el verano. Una bonita manera de comenzar. Por fin se descorchó la botella de cava! 

sábado, 20 de junio de 2015

Diario de una mudanza. Destino final




Y por fin ... llegó el día. Esta mudanza ha costado que llegara, ha costado mucho. Mucho estrés, mucha preocupación y mucha ilusión contenida. A última hora estaba como una botella de cava removida a punto de salir zumbando al quitar con fuerza el tapón. He llagado a ella derrapando, con muchas horas de trabajo de mi hermano, Juli y Bene, con un festival en medio de toda la locura, con un cierre de curso atropellado y con una muela menos víctima de un flemón, con nervios y a veces mal humor ... pero, dicen que en esta vida todo llega y por fin nos hemos mudado. 
Es increíble ver como todo lo que has construido en tu casa, como las horas de pensar en como decorarla, en como organizarla, se van al traste en cuestión de una mañana. Una cuadrilla de súper hombres llegaron y poco a poco fueron dejando la casa vacía. Hoy nos hemos despedido de ella ... en silencio hemos acabado de recoger lo que quedaba. Hemos cerrado la puerta con la sensación de haber quemado una etapa y sonreír a una nueva vida. 




Hoy con este post, acabo el proyecto Diario de una mudanza ( todas las fotos aquí ). Me he pasado la Primavera intentando florecer y a punto de llegar el verano : he florecido. Ahora sólo queda construir un nuevo hogar , pero ese, es otro proyecto, un nuevo proyecto de vida.  
La banda sonora de hoy: esta y toda la playlist aquí 


jueves, 18 de junio de 2015

Diario de una mudanza. By bye home







Barcelona o Madrid, esa fue la decisión en su día. Ganó Barcelona. Las oportunidades parecían mejores en la Ciudad Condal. 
Me acuerdo de la alegría al abrir la puerta por primera vez, me acuerdo que me encantó nada más verlo, me acuerdo que en su interior había escondidos 25 regalos y así fue como conocí cada uno de sus recovecos. Desde el minuto uno sentí que, ese piso, en el que en su día vivió su infancia Andreu, sería nuestro hogar y nos recogería durante mucho tiempo. Hemos sido muy felices en él, pero también, hemos pasado momentos muy duros bajo esos techos de la calle Aloi. La vida con sus luces y sombras ... no podría ser de otra manera, hemos crecido en él.
Hoy he pasado la tarde en casa, la última tarde . He dejado que pasaran las horas sin ser consciente de lo que significaba, cuando de pronto, he visto por la ventana la luz del atardecer reflejada en las azoteas de las casas de enfrente. La vista desde las ventanas nunca ha sido bonita, pero hoy era diferente ... la brisa entraba por el balcón y me transportaba a mis momentos de balconeo en el que las plantitas lucían en su máximo esplendor ... a ras de suelo, la tarima Nórdica que tanto he fotografiado ... los detalles de mi día a día, de mi cotidianidad ... y esa ventana, la última foto a la ventana que he capturado infinidad de veces ... la luz de casa, que baña cada detalle, hoy , aún siendo bien avanzada la tarde, a querido regalarme imágenes cargadas de nostalgia y de recuerdos vividos. 
La Orquídea, este año va muy despacito ... parece ser que no florecerá aquí, está esperando florecer en su nueva etapa y en su nuevo hogar. Que caprichosa la florecita !!!!!
La banda sonora de hoy : esta