domingo, 13 de agosto de 2017

Así es ...









La luz de Gerbe es espectacular. 
Tan espectacular como la cantidad de estrellas caídas 
que vimos tumbados desde la carretera, 
o  las charlas eternas durante la horas de la siesta o en el río
Tanto como las excursiones con desnivel, 
o los atardeceres desde la terraza, 
o las risas de Rita, 
o las ensaldas de Antonio, 
o los tomates de la huerta (que son como golosinas)
El plan de Gerbe es estar en cotidiano,
sin grandes aspavientos y dejando que los días pasen.
Sin más y nada menos ...  
cada año mejor, así es. 

jueves, 10 de agosto de 2017

Escocia no da tregua



Escocia no da tregua. Te puede sorprender la lluvia,  pero no debes de cambiar el plan ante la amenaza. Eso si, hay que llevar un buen chubasquero para caminar bajo el agua. Lecciones de vida. Es la primera vez en mucho tiempo que me subo a un avión sin miedo. Sin esa sensación de angustia *venida de no se donde* que me hacía sudar cuándo el aparato estaba parado y cerrado. No hay rastro de esa ansiedad ... ya no me revuelvo pensando en ello. 
Nos hemos comido un sandwich a orillas del Lago Ness y no hemos visto ningún monstruo. Andreu ha hecho 1200 kilómetros conduciendo por la izquierda y yo he sido su copilota. Ser una buena copilota consiste en cuidar al piloto. Eso he hecho. 
Empezamos a subir la falda de The Old man of the storr y estuvimos a punto de perdernos una vista descomunal de las Highlands por una tormenta, pero apretamos y acabamos haciénonos una foto. Empapados pero felices. Lecciones de vida. Tener frío y meterte en el coche con la calefacción puesta a esperar a que escampe. Paciencia. Escocia no da tregua y en breve parará. Y ser así. Parar. Y salir y continuar. 





Nos rendimos ante los Passing place y hemos tenido que repetir mil veces a la izquierda, a la izquierda. Las rotondas a la izquierda. ¿ Donde voy ? A la izquierda. 
Saltamos un río. Sin miedo. Sin mojarnos. Un simple riachuelo que nos complicaba el paseo por  las Fairy pools. Durante un rato observamos como cruzarlo ... unos se mojaban hasta las rodillas, otros daban una zancada, unos daban marcha atrás, otros lo pasaban descalzos ... yo quería caminar por ese valle. Saltamos el río. Sin miedo. Sin mojarnos. Una delante y otro detrás. Pim, pam. 
Existe *la tierra de las hadas*, se llama Fairy Glen. Allí bailamos al toque de la gaita, libremente, desde lo que uno es ... 





Nos emocionamos caminando por la playa de Luskentyre. La naturaleza emociona. Podríamos haber disfrutado de una larga caminata por su orilla, pero Escocia no da tregua y salimos rápido de su arena blanca. Corrí, grité y bailé antes de abandonarla. Tomamos mucho té. 







Por Glen Coe, amenaza lluvia pero no llueve ... vamos sin chubasqueros. A veces hay que arriesgar y asumir. Si me mojo me cambio ... total tengo la maleta en el coche. No drama pero acepta. Lo que no se puede es ir sufriendo por el camino pensando en que lloverá. 
Lecciones de vida.



En Edimburgo la vida y la muerte van de la mano. Los cementerios son parques donde las tumbas te recogen. Hemos descubierto a Bobby, un perro que tras morir su dueño,  no se movió de su tumba nunca más. Fidelidad eterna. 
Apenas he hecho fotos con la cámara, con el móvil me servía. He compartido el viaje en Instagram. Con despertares. Con sol y con lluvia. 







sábado, 24 de junio de 2017

Dejando hueco ...


Saltar una pequeña hoguera con todo lo que no quiero en mi vida en forma de nota.   Quemar para dejar hueco a lo que si quiero.  Después de tres años consecutivos deseando lo mismo, este año no deseo nada, solamente dejo hueco para lo que venga. Durante un rato sentí que estaba en el mismo punto, en un bucle infinito de deseo que nunca llega. Y de golpe parecía una desgracia ... pero luego, no. Soy feliz rodeada de los míos en una velada tranquila, con petardos en la calle, manguerazos de agua fresca, vino, flores , música ... y a última hora, compartiendo la última charla,  cojo la cámara y registro los restos de una verbena más ... de un año más. 
Levantarme por la mañana con la ilusión de lavarme la cara con el agua de las hiervas de Sant Joan que me trajo Caterina. Hiervas que fue a buscar con su hijo Ramón y que encontraron entre hierbajos secos. 




domingo, 11 de junio de 2017

ya está.



Durante el invierno parecía seco, 
aún así hemos seguido regando
sin la esperanza que volviera. 
Después de todo ... 
ya está . 







domingo, 23 de abril de 2017

De Pérez a Pérez


La reina de hacer bello lo cotidiano eres tú. Está foto la tomé durante una de las sesiones mientras que colgabas las cortinas . El día que me propusiste  ayudarte con las fotografías del libro me hizo mucha ilusión, pero de ninguna manera era consciente de lo que significaba. Creo que hoy viéndote  tan feliz firmando en las Ramblas y con tu dedicatoria , he tenido la lucidez para entenderlo. Tu  propuesta fue un *acompáñame en este camino* y yo sin pensarlo te  acompañé.   Te he acompañado en tu primera aventura con Larousse y estoy orgullosa como tu padre. Muchas gracias por esas sesiones de mimo al detalle, por dejarme hacer, por tu confianza, por  nuestras locuras ( pasa por aquí, gira, espera, donde vas con un cactus? )  por buscar , por guiarme y enseñarme, por las risas , las conversaciones ... por llamarme y darme la enhorabuena, por invitarme a estar en la presentación, por hacerme sentir que estás cerca y conmigo. No a todo el mundo publican dos libros para un mismo Sant Jordi, eres consciente de ello , no ? Enhorabuena Cate, disfruta de la alegría y de la gestión del éxito de estos días y sigue durmiendo como un lirón que te lo mereces. 

PD: Si fuera ...  a mi madre le hubiera regalado el libro y seguro que le hubiera parecido un tesoro.